top of page

¿Por qué un cliente no regresa a un restaurante?

Tener clientes fieles, de esos que regresan a tu restaurante una y otra vez, es la prueba principal que determina que tu restaurante se esté gestionando de forma correcta.


Te contamos cuáles son los factores que influyen en la toma de decisiones del cliente a la hora de volver o no a tu local gastronómico.

1- Mala atención al cliente: muchos descuidan este pilar fundamental en la gastronomía. Una buena atención, con predisposición, alegría, respeto. Que sepa recomendar, que transmita los valores del restaurante, que sea eficaz y que sepa resolver problemas de forma rápida.


2- La sala: es muy importante contar con un lugar amigable, contemplar los olores, la música en su punto justo, gran iluminación natural en caso de que sea posible y sino, buena iluminación artificial. Estos factores harán que el comensal se sienta a gusto (o no) con el espacio e influye directamente en la predisposición que tendrá para el resto de su experiencia.


3- El menú: contar con una carta clara y concisa es de suma importancia. La neurociencia afirma que una menú con demasiados platos genera incertidumbre y activa la misma parte del cerebro que genera dolor físico. El comensal estará muy indeciso y no sabrá qué opción correcta elegir. Este punto puede resolverse a su vez, con un equipo de trabajo capacitado y listo para recomendar los mejores platos de la sala.

Por otro lado, la carta siempre debe estar en buen estado y actualizada de forma correcta.


4- Limpieza: un factor clave en tu local y que afecta directamente a los comensales. Debes contar con una limpieza diaria, si se ve polvo en las decoraciones, persianas, aire acondicionado, mesas y otros, el cliente se sentirá incómodo y podrá pensar que la cocina del restaurante está igual (o peor).


5- Los baños: si bien puede no ser un determinante a la hora de volver o no a un sitio, afecta a la experiencia de los clientes, los cuales, en un restaurante, casi siempre suelen pasar por el baño. Debe estar en óptimas condiciones. De hecho, hay muchos restaurantes que SÍ se diferencian por tener baños coloridos, con spots para fotos, limpios y cuidados.


6- El equipo: por último, el ambiente laboral. Es algo que se siente, aunque no lo creas. Si los empleados se tratan mal, con indiferencia, si hay falta de compañerismo el cliente lo percibirá y sentirá la mala energía que cortará con su grata experiencia.


Ahora que ya sabes todos estos factores, es importante que realices un chequeo y cumplas con cada punto para hacer de la experiencia de tus comensales, la mejor. De esta manera, no solo volverán, sino que recomendarán a todos sus conocidos, te dejarán buenas reseñas y subirán un posteo en redes sociales con buenos comentarios. Recuerda que los comensales quieren vivir un momento de placer, de felicidad, de buena gastronomía. Pero no basta con tener un buen Chef, es importante que haya coherencia en todos los puntos del restaurante, cada pieza es esencial.


La sala y la cocina deben estar al mismo nivel de excelencia reflejando la calidad.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page