top of page

¿Cómo organizar el almacén de tu restaurante?

El almacén es uno de los espacios más importantes de su restaurante. Como resultado, tener un espacio de almacenamiento desorganizado e insalubre puede causar problemas a la hora de prepararse para una inspección o hacer un inventario de sus suministros. Además, un almacén desordenado puede comprometer los ingredientes, desperdiciar el tiempo de sus empleados y costarle dinero a su restaurante. Desde Piola app te ofrecemos esta nota para aprender cómo organizar mejor su inventario y controlar los factores ambientales, para que su personal pueda usar este espacio de manera eficiente y efectiva. 

Aplicar la regla de primero en entrar, primero en salir


El uso de ingredientes antes de que caduquen puede ser uno de los mayores desafíos para su cocina, dependiendo de cómo esté organizado su almacén. Para asegurarse de que su comida no se dañe antes de poder usarla, intente organizar su almacén según la regla de primero en entrar, primero en salir. Esta regla, también conocida como "FIFO", significa que cada vez que recibe nuevos suministros, coloca los nuevos productos detrás de su stock existente para asegurarse de que los artículos más antiguos se usen primero.

Cuando sus empleados van al almacén a recoger ingredientes, recuperarán el stock antiguo porque es fácilmente accesible. Como resultado, todos sus alimentos tendrán un menor riesgo de estropearse en sus estantes y puede reducir el desperdicio de alimentos en su restaurante. Este método de organización puede ser tedioso cuando está almacenando una nueva entrega, pero puede ahorrarle el dinero y el tiempo involucrado cuando su chef busca un ingrediente y todo lo que queda es stock vencido.


Etiquete todos sus ingredientes y suministros


Al organizar los ingredientes en su espacio de almacenamiento, trate su almacén como un supermercado. Cree un sistema de etiquetado estandarizado para todo su stock, para que sus empleados puedan encontrar lo que están buscando, incluso si tienen prisa. Para evitar confusiones, coloque todas las etiquetas encima o debajo de cada producto en los estantes. Estas etiquetas no solo ayudan a los miembros de su personal a encontrar cosas, sino que también actúan como recordatorios de lo que su cocina necesita cuando reordena los suministros.


Usar estanterías de restaurantes


Para aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento de su restaurante, es mejor encontrar estanterías hechas de materiales duraderos que puedan permanecer sanitarios en su almacén. Estas unidades sacan sus alimentos del piso, lo cual es una necesidad para seguir el código de salud, y también hacen que sus ingredientes sean más fáciles de encontrar. Al igual que los electrodomésticos de su cocina, estos estantes también deberían poder soportar el uso frecuente.

Si bien es fácil pasarlos por alto como una característica importante en su establecimiento, los estantes pueden ser de gran ayuda u obstaculizar la funcionalidad de su almacén. Por ejemplo, los estantes pueden permitirle organizar eficazmente los ingredientes para facilitar el acceso. Por otro lado, pueden dañar sus existencias y violar los códigos si se seleccionan incorrectamente. Antes de equipar su almacén, asegúrese de conocer todos los diferentes tipos de estanterías de restaurantes disponibles.


Organice sus suministros por categoría


Una vez que haya seleccionado la estantería adecuada para su almacén, es importante pensar en cómo colocará sus suministros. Organice sus ingredientes según su uso o tipo para ayudar a sus empleados a ubicarlos fácilmente durante los servicios de comidas ocupadas. Por ejemplo, coloque todas sus especias en un lugar y organice todos sus ingredientes para hornear en otro. Separe las herramientas que solo se usan para los platos principales del equipo que necesita durante el servicio de desayuno. Además, mantenga los suministros de limpieza y desinfección alejados de los ingredientes que puedan contaminar.

También considere colocar equipo e ingredientes valiosos en un gabinete cerrado o en un almacén separado al que solo puedan acceder ciertos empleados. Esto es particularmente útil con los suministros de barra. Puede ayudar a prevenir el robo almacenando su licor, mezclas y adornos detrás de una puerta cerrada o estante de seguridad en lugar de debajo de su barra libre.


Encuentre el mejor diseño para su almacén


Si bien agrupar sus suministros por categoría es una excelente manera de organizarse, también es importante tener en cuenta el diseño general de su espacio para optimizar el flujo y facilitar el acceso. Por ejemplo, hacer que sus estanterías sean accesibles tanto desde el frente como desde la parte posterior puede ayudar cuando llega el momento de cargar nuevas existencias en el sistema FIFO. Del mismo modo, el equipo pesado y los ingredientes que se usan con frecuencia no deben almacenarse en la parte posterior de su espacio. Antes de configurar su almacén, piense en lo que el personal de su cocina recuperará con mayor frecuencia y priorice las posiciones de esos artículos en su diseño.

Considere colocar los suministros que más utiliza en la parte delantera de su almacén. Si su restaurante ofrece comidas para llevar, coloque sus recipientes para llevar cerca de la puerta, de modo que siempre pueda estar preparado para empacar la comida de sus clientes.

Como se mencionó anteriormente, puede ser útil agrupar los ingredientes que a menudo se usan en los mismos platos. Dicho esto, no dejes que este arreglo cause confusión. Tenga cuidado de no almacenar ingredientes parecidos, como la sal y el azúcar, demasiado cerca uno del otro. Incluso con un sistema de etiquetado, pueden ocurrir errores durante las acometidas a la hora de comer.


Haz un mapa de tu almacén


Una vez que haya encontrado el mejor diseño para su almacén, dibuje un mapa y colóquelo en un lugar donde todos puedan acceder, como la puerta. Esto puede ser particularmente útil si tiene un gran espacio de almacenamiento. Cuando un empleado quiere entrar y salir rápidamente, puede consultar el mapa antes de buscar en los estantes. Los nuevos empleados también apreciarán esta guía, porque podría ahorrarles la molestia de preguntarle a otro miembro del personal dónde está un artículo cuando tienen problemas para encontrarlo.

Entrena a tus empleados


Debido a que su almacén es un espacio que muchos, si no todos, de sus empleados usarán, es imperativo que pasee a todos los nuevos empleados por el área. Además, considere capacitar a algunos de sus empleados para recibir entregas. Asegurarse de que todo su personal sepa dónde colocar nuevas existencias puede ahorrarle problemas si llega una entrega cuando no puede estar en el restaurante. 


Controle la temperatura, la luz y la humedad en su almacén


La temperatura, la luz y la humedad son tres de los factores más importantes para evitar que los alimentos se echen a perder en su almacén. A continuación, explicamos cómo estas condiciones pueden afectar sus suministros y cómo puede controlarlos en su espacio de almacenamiento.


Temperatura


La temperatura ideal para un almacén que contiene productos secos es entre 10 y 20 grados. Cuanto más caliente sea su espacio, más rápido se pueden echar a perder sus alimentos, especialmente los productos enlatados. Es beneficioso mantener un termómetro en su almacén, para que siempre pueda controlar la temperatura y evitar que se estropeen.


Ligero


La luz no solo afecta la temperatura, sino que también puede oxidar los alimentos. La oxidación afecta en gran medida las grasas y los pigmentos. Cuando la grasa se oxida, el valor nutricional del alimento se degrada y el alimento finalmente se vuelve rancio. Cuando el pigmento se oxida, los alimentos pueden perder su color natural y verse descoloridos o teñidos de gris. Esto puede arruinar la apariencia de su comida y puede hacer que los clientes se sientan disgustados con su comida. Como resultado, es mejor mantener su almacén oscuro. Idealmente, las salas de almacenamiento de alimentos deben estar libres de ventanas y tener luces artificiales que solo estén encendidas cuando un empleado esté presente en la sala.


Humedad


La humedad puede crear ambientes donde florecen el moho y las bacterias. Dado que ambos pueden ser dañinos para sus ingredientes y suministros, es mejor mantener los niveles de humedad de su almacén bajo control. En algunos casos, la humedad puede incluso causar que sus estantes se oxiden y dañen los alimentos que contienen. Use un sistema de deshumidificación si su almacén tiene exceso de humedad, y asegúrese de vaciar y limpiar su deshumidificador regularmente.


Hay muchas cosas a tener en cuenta al organizar el almacén de su restaurante, y contar con un espacio de almacenamiento funcional y sanitario es parte integral del funcionamiento de su cocina. Recuerde etiquetar claramente todos sus suministros, priorizar la ubicación de los artículos de uso frecuente, controlar las condiciones ambientales y utilizar primero las existencias más antiguas. Cuando encuentre el mejor diseño para su almacén, mantenerse limpio y organizado puede ayudar a su restaurante a ahorrar tiempo y dinero. 

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page